La marihuana es una droga que, a pesar de presentar grandes beneficios médicos cuando es prescrita para tratar determinadas patologías, puede resultar muy peligrosa para quienes la consumen regularmente y de forma descontrolada. Someterse a una terapia para dejar de fumar marihuana puede ayudarte a dejar esta droga.

Abusar de esta sustancia puede acarrear serios problemas para la salud de las personas, ya que cuando su consumo se alarga en el tiempo puede llegar a provocar dependencia, tolerancia y adicción.

El cannabis suele ser consumido por muchas personas debido a los efectos relajantes que ofrece y el estado de euforia que genera.

Síntomas o efectos psicológicos de fumar marihuana

Fumar marihuana puede provocar en la persona una serie de síntomas o efectos psicológicos muy perjudiciales para su salud y bienestar en general, por lo que ello puede terminar acarreando serios problemas en la vida de la persona. Dichos síntomas o efectos son los citados a continuación:

  • Altos niveles de ansiedad
  • Desarrollo de depresión
  • Pérdida de interés en socializar
  • Reacciones psicóticas agudas
  • Síntomas esquizofrénicos

Es importante tener muy presente que, en muchas ocasiones, el consumo de marihuana oculta un trastorno de la personalidad o estado de ánimo subyacente, por lo que es trabajo del psicólogo que trate al paciente determinar si existe algún otro problema de fondo que incite a consumir marihuana como, por ejemplo, depresión, ansiedad o trastorno por estrés postraumático.

Terapia para dejar de fumar marihuana

Es evidente que someterse a una terapia para dejar de fumar marihuana es la mejor alternativa para poder combatir eficazmente esta adicción y terminar de una vez por todas con todos los problemas asociados que se presentan con motivo de su consumo (psicológicos, financieros, legales, físicos).

Se disponen de varias alternativas para dejar de fumar marihuana:

Terapia conductual

Este tipo de terapia busca enseñar a los pacientes a superar su adicción realizando cambios positivos en su comportamiento. Dichos cambios irán encaminados a que el afectado sea una persona mucho más productiva y lleve a cabo actividades que le resulten gratificantes y que le estimulen sin tener que recurrir a la marihuana o a cualquier otra droga.

En la terapia conductual, el objetivo es reforzar las conductas deseables y eliminar las no deseadas o desadaptativas.

Terapia cognitiva

Mediante la terapia cognitiva se busca ayudar al paciente tener pensamientos que no estimulen el consumo de esta droga y que no despierten su interés por su consumo. Es necesario cambiar todos aquellos pensamientos erróneos o equivocados que llevan al paciente a consumir este tipo de drogas como, por ejemplo, pensar que el único modo de relajarse es mediante su consumo.

Rehabilitación

Se trata de uno de los métodos más recurrentes de tratamiento para este tipo de adicciones. En las sesiones de rehabilitación se realiza terapia de grupo o individual con la principal finalidad de detectar y evitar todas aquellas situaciones que sean responsables de desencadenar la adicción de la persona.

Seguir una terapia para dejar de fumar marihuana es fundamental para dejar este tipo de adicciones y volver a recuperar nuevamente las riendas de la vida. En Élite Psicólogos contamos con años de experiencia tratando adicciones de toda clase, y cambiando la vida de numerosas personas que han confiado en nuestra experiencia y profesionalidad.

No hay etiquetas
Call Now ButtonLlamar ahora (tel 24H)
2 3 4 5 6 7