¿En qué consiste la hipocondría?

Es un trastorno que se caracteriza por el miedo excesivo a la enfermedad y el dolor. Estas personas son muy aprensivas y viven preocupadas constantemente por sufrir una enfermedad grave o por la experimentación de algún dolor físico en el cuerpo

Incluso, aunque su médico de confianza le asegure estar completamente sano, las personas hipocondríacas se relajan por un momento, pero la preocupación surge nuevamente, ya sea por un lunar, un pequeño corte en la piel, la aparición de tos, o cualquier otra sensación que puedan presentar.

Este tipo de personas centra toda su atención en cualquier pequeño síntoma o sensación que puedan percibir o creer percibir en su cuerpo, ya que pueden ser tanto síntomas leves como imaginarios, pero no se dan cuenta ni perciben el verdadero problema que existe de raíz.

Este trastorno no solo afecta negativamente al individuo que la sufre, sino también a su entorno familiar. Si bien es cierto que la hipocondría es una enfermedad que se puede curar, es preciso contar con ayuda psicológica para poder lograr este objetivo.

 

Curamos la hipocondría en nuestro centro a diario tenemos amplia experiencia.

 

Como curar la hipocondría

El uso de la terapia cognitiva en la hipocondría

La mejor forma de tratar a un paciente que padece de hipocondría es mediante el uso de la terapia cognitiva, a través de la cual se pondrá en contacto al paciente con los síntomas que percibe, intentando atenuarlos y minimizarlos.

Es importante que se haga ver al paciente que, por ejemplo, unas meras manchas o lunares en la piel no tienen por qué resultar peligrosas para la salud ni significa que se sufra un cáncer.

El psicólogo será el encargado de dar al paciente las herramientas y recursos precisos para evitar asociar un sentimiento con un significado que no es real y que solamente está en su mente.

La terapia cognitiva ha demostrado ser muy efectiva a la hora de tratar pacientes que sufren de hipocondría, también conocida por muchos como ansiedad de la salud. Es importante destacar que, en aquellos casos más extremos de hipocondría, es posible que el paciente experimente síntomas reales, lo que se conoce como efecto nocebo.

Aplicando la terapia cognitiva se busca que los pensamientos disfuncionales se transforman en pensamientos funcionales y racionales ante aquellas situaciones en las que no actuamos o reaccionamos adecuadamente.

Con este tipo de terapia se busca:

  • Relajación: Eliminar los síntomas de la ansiedad y crear situaciones que resulten agradables para el paciente.
  • Reestructuración cognitiva: Estimular y valorar los pensamientos positivos y eliminar o infravalorar los síntomas débiles o negativos.
  • Mejora de la autoestima y comprensión antes lamentaciones y quejas.
  • Visualización de pensamientos negativos relacionados con la enfermedad y muerte.

 

Por desgracia, en aquellos casos más extremos, resulta necesario recurrir también a la farmacología. Es decir, combinar terapia psicológica con medicación para poder hacer frente al problema. En estos casos, el paciente pierde el contacto con la realidad y presenta ideas delirantes y estrafalarias.

Cuando un hipocondríaco no recibe tratamiento y empeora en el tiempo, los síntomas terminan afectando en su día a día, ocasionando gran sufrimiento en el afectado, además de desencadenar problemas aún mayores como ansiedad y depresión.

Cuanto más precozmente se trate este trastorno mental mejores resultados se obtendrán en la terapia psicológica.

Hipocondría y el doctor Google

Internet es un gran enemigo de la hipocondría.

El estilo de vida actual no ayuda a mejorar los problemas de hipocondría, todo lo contrario. La aparición de Internet supuso una auténtica revolución, pero ello también ha dado lugar a que sean muchas las personas que acuden a este medio para auto diagnosticarse a través de los que leen en diferentes sitios web de la red es un gran error.

Por poner un ejemplo, si se lee que la diarrea puede estar relacionada con el cáncer de estómago o de colon, las personas hipocondriacas siempre pensarán que sufrir diarrea es sinónimo de tener cáncer, con el malestar y la preocupación constante que ello genera en el afectado.

Muchos son los profesionales médicos que denominan esta nueva tendencia de buscar información sobre enfermedades y síntomas a través de Internet como cibercondría e indican que puede acarrear grandes peligrosos. El exceso de información, en muchas veces errónea, solamente da lugar a un aumento del malestar y de la ansiedad. Estos enfermos viven en una constante espiral de angustia.

Lo más sensato y racional es que ante cualquier síntoma, ante cualquier sospecha real, se acuda a un médico profesional y se evite consultar Internet para poder conocer cuál es el diagnóstico que se tiene. Internet no tiene las respuestas a todo, y mucho menos cuando se habla de cuestiones de salud.

Efectos negativos de la hipocondría

  • Gastar mucho tiempo en buscar enfermedades
  • Estrés extremo, al creer que tienes una enfermedad, provocando estado de alerta constante, ansiedad, depresiones, tristeza y en general el malestar al estar pensando constantemente que se tiene la enfermedad.

Tratamientos más eficaces para la hipocondría

  • Terapia Psicológica; es la terapia principal y solución más eficaz avalada científicamente, es la terapia cognitivo conductual combinada con terapias avanzadas de la psicología, no hay consejos ni trucos rápidos que valgan puesto que las personas que lo sufren no pueden controlar por sus mecanismos internos.
  • Fármacos; En casos graves de hipocondría puede venir bien complementar con fármacos de forma temporal, hasta que con la terapia psicológica se recupere el paciente.
  • Neurofeedback; es un entrenamiento avalado científicamente, el cual hace bajar los síntomas de la hipocondría desde su origen. Es muy útil como complemento a la terapia psicológica con efectos a muy largo plazo, también evita la medicación y es más eficaz como alternativa a esta.

Recuerda también que si la hipocondría te causa ansiedad, existen ansiolíticos naturales para combatir la ansiedad, en nuestro blog te contamos cuáles son y como nos puede ayudar.

¿Sufres de hipocondría y quieres mejorar tu calidad de vida? En psicólogos Madrid contamos con los mejores tratamientos naturales sin efectos secundarios, nosotros te ayudaremos durante tu viaje de autosuperación, ¿A qué esperas para mejorar tu vida ya?

Hipocondría definición

La hipocondría se caracteriza por presentar preocupaciones constantes respecto al estado de salud. Esta angustia por el estado de la salud se vuelve obsesiva y la persona que lo padece tiende a exagerar malestares físicos.

Los síntomas no son fingidos o inventados, el individuo realmente los padece como reales, no obstante estos no tienen ninguna explicación médica o respaldo médico. La hipocondría representa un estado de ansiedad que puede ser pasajero o perdurable. En este estado puede ser frecuente la depresión, la desmoralización profunda, ataques de pánico, y conductas obsesivas.

La hipocondría está muy relacionada a la ansiedad, inclusive en el CIE 10 en cuanto a la descripción de los criterios para diagnósticos mentales el trastorno hipocondriaco esta entre los trastornos originados por la ansiedad, es por esto que también se denomina trastorno de ansiedad por enfermedad

Causas

Las causas no están determinadas en su totalidad, hay diferentes teorías. Entre ellas se encuentra que la persona somatiza o expresa en el cuerpo aquellos malestares emocionales que no ha sido capaz de verbalizar.

A su vez, también se ha establecido que este trastorno se presenta por un exceso de vigilancia focalizada al tema de la salud y los síntomas físicos. Asimismo, puede presentarse si se ha tenido experiencias previas referente a enfermedades físicas y el individuo se encuentra en constante estado alerta ante otra posibilidad de amenaza a su salud, o si es ha sido un patrón de comportamiento adquirido a nivel familiar.

De igual manera los pensamientos obsesivos y catastróficos tienden a reforzar esta situación. 

Según el CIE 10 los síntomas del trastorno incluyen:

  • Deben presentarse por lo menos algunos de estos dos síntomas:

1)Creencia persistente, de al menos seis meses de duración, de tener un máximo de dos enfermedades físicas graves

2) Preocupación persistente por una presunta deformidad o desfiguración

3) La preocupación constante por estar enfermo y por los síntomas ocasiona un malestar persistente e interfiere en el funcionamiento de la vida cotidiana de la persona. Lo que lleva al individuo a buscar frecuentemente ayuda, tratamientos médicos y comprobación de su diagnóstico

4) No cree cuando los médicos le dicen que no hay origen orgánico de los síntomas de la enfermedad o la deformidad física (el diagnostico no se excluye cuando la persona acepta a corto plazo los diagnósticos médicos)

Según el DSM-V los síntomas son los siguientes:

  1. Preocupación por el miedo a tener, o la idea de que se tiene, una enfermedad grave que se basa en la interpretación errónea que hace la persona de los síntomas corporales
  2. La preocupación persiste a pesar de la evaluación y explicación médica apropiada.
  3. La creencia del criterio A no es de intensidad delirante (como en el trastorno delirante, subtipo somático) y no se restringe a una preocupación circunscrita acerca de la apariencia (como en el trastorno dismórfico corporal)
  4. La preocupación origina angustia o un deterioro clínicamente significativo a nivel social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.
  5. La duración de la alteración es de por lo menos 6 meses.
  6. La preocupación no se explica mejor por un trastorno por ansiedad generalizada, trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno de pánico, un episodio depresivo mayor, ansiedad de separación u otro trastorno somatoforme.

Especificar: Con pobre insight; si la mayor parte del tiempo, durante el episodio actual, la persona no reconoce que la preocupación por tener la enfermedad grave es excesiva o poco razonable

Tratamientos para la hipocondría

Lo principal para combatirla es la terapia psicológica, mediante la misma se ayuda al paciente a identificar los pensamientos que generan ansiedad y angustia y modificarlos. Así como identificar las conductas que refuerzan este tipo de pensamiento. Asimismo, se instruye al individuo con estrategias de afrontamiento saludables ante aquellos factores que pudiesen incrementar la ansiedad esto con el objetivo de tener una vida satisfactoria y placentera.

Otra forma de intervención eficaz y permanente es el Neurofeedback, esta técnica permite que el individuo auto regule la actividad cerebral de las áreas asociadas a los síntomas que generan malestar, de esta forma se optimiza el funcionamiento ya que el cerebro comienza a regular la hiperactivación en las áreas asociadas a la ansiedad y angustia y aumenta el desempeño para mejores estrategias de afrontamiento. La ventaja de esta técnica es que sus resultados perduran en el tiempo y que la técnica no es invasiva.

1ª CITA GRATIS 622 439 457

Da el primer paso y consultanos de forma gratuita al 622 439 457 o contáctanos; nos interesa tu caso

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El mundo es de todos!!

Participa con tu experiencia ayudando a los demas tambien

Es un espacio abierto para la discusión y ayuda mutua.

 

Comentarios anonimos: Simplemente escribe anonimo en Nombre y el correo no se publica nunca en la web ni se usa para ningun fin comercial de ningun tipo

Enviar comentarioInformación y citas

Contactanos, encantados de ayudar!!

Cada comentario sera respondido por nuestro equipo, animate y escribe. Puedes hacer comentarios anonimos, se trata de ayudarnos entre todos. Lo que te pasa a ti le pasa a mas gente y todos podemos mejorar juntos aportando nuestro granito de arena.

Mas información y citas

No hay etiquetas
Call Now ButtonLlamar ahora (tel 24H) 2 3 4 5 6 7