Claustrofobia

La claustrofobia es una patología que afecta a un gran número de personas en todo el planeta,de hecho usted mismo podría conocer a alguien que se encuentre afectado por este trastorno

A continuación podrás encontrar información sobre como funciona:

Miedo incontrolable a los espacios cerrados

Introducción

La claustrofobia es una patología que afecta a un gran número de personas en todo el planeta,de hecho usted mismo podría conocer a alguien que se encuentre afectado por este trastorno. Es decir, se trata de una fobia que se desarrolla con mucha más frecuencia que otros trastornos, por lo que podría decirse que se trata de una de las fobias más habituales.

Al tratarse de un trastorno que puede ocasionar un gran malestar en la persona afectada y puede repercutir de manera considerable sobre la vida cotidiana de la persona, merece la pena detenerse a hablar de esta patología, explicando cuáles son sus síntomas, cuál es la causa que da lugar a su aparición y cómo puede tratarse. ¡Veámoslo!

¿Que es?

La claustrofobia es un miedo o temor a los espacios cerrados, especialmente si son pequeños y cuentan con una escasa iluminación.

Se trata de una patología que afecta muy negativamente en la vida cotidiana de las personas afectadas, ya que les impide poder realizar actividades diarias comunes con total normalidad, debiendo esquivar o evitar aquellos espacios que les provocan pavor.

Acciones tan habituales como subir a un ascensor, adentrase en un túnel, subir al metro y encerrarse en una pequeña habitación pueden suponer un gran problema para quien sufre de claustrofobia. Resulta importante aclarar que la persona claustrofóbica no tiene miedo en sí al espacio cerrado, sino a las posibles consecuencias negativas que podrían darse al quedarse atrapado para siempre en un lugar de estas características, siendo la causa más común el miedo a quedarse sin oxígeno.

Lugares como el ascensor provocan en la persona claustrofóbica se sienta totalmente vulnerable al ver totalmente limitados sus movimientos y su capacidad para poder actuar ante la posibilidad de quedarse encerrado. Adentrarse en un espacio cerrado y con dimensiones reducidas provoca una reacción de ansiedad en la persona que viene acompañada de multitud de síntomas.

Lugares desencadenantes comunes

Son muchos los lugares que pueden dar lugar a la aparición de ataques de ansiedad en personas con claustrofobia, aunque hay que señalar que los lugares más habituales en los cuales se dan este tipo de ataques son los siguientes:

-Ascensor

-Ambulancias

-Aseos

-Aviones

-Cines

-Conciertos

-Cuevas

-Habitaciones pequeñas

-Metro/tren

-Técnicas de diagnóstico médico (RMN, TAC)

-Túneles

-Sauna

-Otros

Sintomas

La claustrofobia es un trastorno que puede provocar la aparición de numerosos síntomas sobre la persona afectada, síntomas que podrían llegar a confundirse con los que se sufren en los ataques de pánico debido a la gran similitud.

Los síntomas más comunes en las personas que padecen de esta patología son:

-Aturdimiento

-Desmayos

-Dolores de cabeza

-Conductas de evitación

-Latidos del corazón acelerados

-Mareos

-Miedo y ansiedad elevados (ante la presencia del estímulo que genera la fobia)

-Náuseas

-Opresión en el pecho

-Pensamientos de muerte inminente

-Permanecer siempre cerca de salidas

-Sensación de falta de aire

-Sensación de pánico

-Sudoración excesiva

-Otros

 

Resulta conveniente asegurarse de que dichos síntomas son realmente ocasionados por un problema de claustrofobia y no como consecuencia de otra patología o enfermedad aún no diagnosticada.

Causas y frecuencia de la claustrofobia

Aproximadamente, entre un  8 % de la población total padece de claustrofobia.

Normalmente, este tipo de trastorno surge con motivo de haber vivido una experiencia traumática o desagradable dentro de un espacio cerrado, como haberse quedado encerrado en un ascensor durante largo tiempo, aunque se debe señalar que no siempre es así, ya que en muchos otros casos dicha fobia se adquiere de manera indirecta.

Algunas personas pueden incluso haber desarrollado esta fobia por el simple hecho de haber visto una película en la que el protagonista sufre una situación desagradable en un espacio cerrado, sin tener por que haberlo vivido en su propia piel. Es decir, que el haberse sentido impresionado por una imagen, una película, una noticia, o similar, que haya provocado una sensación de malestar e inquietud puede dar lugar a que este trastorno aparezca en un futuro.

Es importante señalar que no todas las personas claustrofóbicas tienen el mismo grado de afectación, ya que no todas las personas sufren del mismo modo ni reaccionan por igual antes los espacios cerrados. En otras palabras, las personas con claustrofobia no padecen el mismo grado de ansiedad y nerviosismo ante esta fobia.

Consecuencias

Desgraciadamente, a pesar del alto número de la población que se encuentra afectada por la claustrofobia, son pocas las personas que se deciden a solicitar ayuda profesional para poder superarla y poder volver nuevamente a la normalidad. Ello es debido a que existe un gran número de personas claustrofóbicas que piensan que con el simple hecho de evitar los lugares cerrados podrán seguir adelante con su vida, pero nada más lejos de la realidad.

Y es que la claustrofobia es un trastorno que se puede solucionar, un problema que puede afrontarse eficazmente mediante la ayuda profesional adecuada. La mejor fórmula para poder superar de manera progresiva esta fobia a los espacios cerrados es enfrentarse de manera directa al problema y iniciar una terapia psicológica específica para esta problemática.

La claustrofobia es un problema que interfiere en el día a día de las personas, repercutiendo en su vida personal, laboral y social. Y es que estas personas son incapaces de poder trabajar en espacios de reducidas dimensiones, ir al cine con amigos, acudir a una discoteca a bailar o simplemente viajar o desplazarse en la gran mayoría de medios de transporte. Para poder tratar este problema adecuadamente lo primero será determinar cuál es la grado de claustrofobia de padece la persona.

En aquellos casos más leves, el mejor tratamiento será optar por adoptar determinados hábitos de conducta que ayuden a superar el problema de manera progresiva, mientras que aquellas personas con un grado más alto del problema se deberá recurrir a la psicoterapia, y más concretamente la terapia cognitivo conductual combinada con Realidad virtual ,brainspoting y Emdr , ya que ha demostrado ofrecer muy buenos resultados todas ellas combinadas ser las más efectivas.

Tratamientos

El uso de diferentes técnicas de la psicología avaladas científicamente y combinadas con la terapia cognitivo conductual han demostrado ser las más eficaces,aquí brevemente resumimos su utilidad y en qué consiste su eficacia.

Brainspotting y EMDR ; En el caso que un evento por ejemplo quedarse encerrado en un ascensor de niño , provocara la claustrofobia estas técnicas aplicadas sobre el paciente lograrían que se superara el evento traumatizador y no tener claustrofobia o que bajen mucho los síntomas al estar en espacios cerrados.

Realidad Virtual para la claustrofobia: Básicamente con unas gafas en las que se sitúa al paciente virtualmente en un espacio cerrado, se reproducen las condiciones en las que el paciente siente estos síntomas tan negativos y miedos,guiados con la psicóloga se logra desarrollar herramientas y exposición para en este ambiente controlado por la psicóloga en todo momento y pudiendo parar cuando quiera el paciente solo quitándose las gafas se desarrollaran técnicas y herramientas que el paciente utilizara para la siguiente vez que esté en un espacio cerrado de cualquier tipo que le daba miedo antes y superando el origen del problema.

Tenemos profesionales y técnicas especializadas para la claustrofobia

Solicita información

Tecnicas innovadoras y eficaces – tratamientos personalizados

contacto@elitepsicologos.es

C/ Odonnell 32, 1ºE

Formulario de contacto

Aumentar la seguridad en situaciones de poco espacio,pudiendo llevar una vida normal sin limitaciones

Terapias breves y eficaces, primera cita gratis

“A todas horas, ascensor, en los cuartos de baño de restaurantes, los coches desconocidos, el metro, avion, etc… un horror que no me dejaba llevar una vida normal. Todo el dia pensando en que me daria un ataque de panico en cualquier momento, un sufrimiento por no sufrir, seguro que sabes a lo que me refiero. Solo agradecer el trato humano y la gran profesionalidad de este equipo de psicologos tan bueno. Un abrazo!!”

J. G. L. Mauri

Paciente

Solucionaremos el problema

Escribe o llama y te ayudaremos como llevamos haciendo mas de 10 años

contacto@elitepsicologos.es

C/ Odonnell 32, 1ºE

Claustrofobia, un sufrimiento que se puede superar
Valoracion

Primera cita gratis - Llamar