La terapia de la corriente cognitivo conductual sumado a el EMDR, brainspotting y otras muchas más herramientas de las llamadas terapias de tercera generación son las herramientas de la psicología moderna más eficaces para lograr un tratamiento efectivo y mejorar la impulsividad y autocontrol con terapia en el psicólogo.

Junto a psicólogos motivados y experimentados es lo más recomendable y eficaz. También se puede complementar con Neurofeedback .Os recomendamos consultar a un psicólogo especialista que tenga conocimientos en Neurofeedback. Todo nuestro equipo en Elite Psicólogos ha sido formado en todas estas herramientas de última generación logrando así un modelo integrativo único, quiero decir con ello que ningún centro de psicología dispone de todas estas herramientas a la vez.

Neurofeedback para impulsividad, es una neuroterapia de última generación para entrenar tu cerebro para aprender para siempre a ser menos impulsivo nervioso hiperactivo y ser más reflexivo. Está avalado científicamente muy eficaz desde hace 50 años usado con diferentes fines.

Usado para adquirir la habilidad de poder controlar los impulsos justo antes de que pasen por uno mismo siendo capaces de reflexionar antes de hacer cualquier cosa impulsivamente lo cual suele ser sin pensarlo mucho lo que hace nos solemos arrepentir de esas decisiones. Este entrenamiento se puede complementar con la psicología moderna o cualquier tratamiento de otro tipo, no es incompatible.

TODAS ESTAS HERRAMIENTAS DE ÚLTIMA GENERACIÓN LOGRAN CON TOTAL SEGURIDAD CAMBIOS INTERNOS EN NUESTROS MECANISMOS PSICOLÓGICOS PROFUNDOS Y DURADEROS.

 

tratamiento de la impulsividad y autocontrol en madrid

 

¿Qué es una persona impulsiva?

 

Las personas impulsivas son aquellas que reaccionan de manera inesperada, rápida, inadecuada y desmedida ante cualquier clase de una situación externa que les resulte amenazante o bien ante estímulos internos propios. No son conscientes ni reflexionan sobre las consecuencias que pueden llegar a generar sus actos.

 

Este tipo de personas son consideradas como personas insensatas, arriesgadas, inconscientes, desorganizadas, olvidadizas, abulia, imprudentes, irresponsables y poco reflexivas. Las personas que padecen este trastorno poseen una baja tolerancia al estrés y la frustración, además de sufrir la falta de control y comportamientos agresivos (lo que en muchas ocasiones los lleva a cometer actos delictivos).

 

Las personas que sufren impulsividad experimentan una tensión interior creciente que los hace sentirse mal, sintiendo la gran necesidad o impulso de llevar a cabo aquella acción o comportamiento que les ayudará a liberarse de dicha ansiedad. Posteriormente, cuando se detienen a reflexionar se sienten culpables por su forma de actuar, generando un estado de estrés y ansiedad.

 

Consecuencias de la falta de control

 

Las personas con impulsividad suelen sufrir las consecuencias de su falta de control, consecuencias entre las cuales suelen destacarse las citadas a continuación:

 

  • Ansiedad
  • Abuso del alcohol y otras sustancias
  • Baja autoestima
  • Conductas autolesivas
  • Conflictos con familiares y relaciones interpersonales
  • Depresión
  • Dificultades económicas (compras compulsivas)
  • Estrés
  • Problemas en el ámbito laboral
  • Problemas constantes con la justicia
  • Sentimientos de culpa

 

Trastornos asociados a la impulsividad

 

Es importante discernir que existen una serie de trastornos asociados a la impulsividad que se deben conocer:

 

  • Cleptomanía: Es el impulso irresistible de robar objetos, aunque los mismos no tengan valor. El robo no resulta premeditado.
  • Compras compulsivas: Es el impulso irresistible por comprar, aunque sean productos u objetos que no necesita.
  • Dermatilomanía: Es una urgencia compulsiva por rascarse y/o pellizcarse la piel hasta llegar a producirse lesiones.
  • Ludopatía: La persona tiene la necesidad incontrolable por jugar y apostar de forma recurrente sin poder evitarlo y aunque sepa que le está causando daño.
  • Onicofagia: Es un hábito compulsivo que conlleva que la persona se muerda y coma las uñas.
  • Piromanía: Se trata de la necesidad o impulso de provocar incendios por mero placer.
  • Síndrome de Tourette: Se caracteriza por la presencia de movimientos repetitivos e involuntarios. A veces también se emiten sonidos o palabras.
  • Trastorno explosivo intermitente. Provoca la falta de autocontrol con ataques de ira desproporcionados. La persona se arrepiente de sus actos y haber perdido el control.
  • Tics nerviosos: Es un movimiento compulsivo que se repite con mucha frecuencia. Puede ser desde un parpadeo hasta movimientos que involucran varios grupos musculares.
  • Tricotilomanía: Es el impulso de tirarse del pelo hasta que estas personas llegan a arrancarlo. A veces va acompañado de tricofagia (ingesta compulsiva del cabello)

 

Es muy habitual que las personas que sufren de este trastorno padezcan otro tipo de problemas de salud mental. En ocasiones, dicho trastorno del control de impulsos puede dar pie a la aparición de los síntomas de otra patología mental. Algunos de los trastornos más habituales son los siguientes:

 

  • Trastornos de ansiedad
  • Trastorno bipolar
  • Trastornos de la conducta
  • Trastornos depresivos
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Trastorno negativista desafiante
  • Trastorno de personalidad antisocial

 

¿Que lograras con el tratamiento psicológico?

 

El mejor tratamiento para tratar la impulsividad es el psicológico. Gracias al tratamiento que recibirás de la mano de los profesionales de ÉlitePsicólogos conseguirás:

 

  • Tener mayor autocontrol y autoconfianza en ti mismo
  • Tomar mejores decisiones y no hacer las cosas sin pensar
  • Recuperar el control de tu vida y eliminar los sentimientos de culpabilidad
  • Desarrollar un patrón de pensamiento que sea completamente funcional
  • Gestionar los conflictos contigo mismo, así como con los demás, sin llegar a perder el control

 

El tratamiento para personas impulsivas de la mano de los profesionales en psicología de nuestro centro te permitirá recuperar la normalidad, te permitirá recuperara tu vida. Hemos ayudado a muchas personas con nuestro impulsividad tratamiento psicológico a poner fin a este trastorno y sus muchas consecuencias.

 

Como superar la impulsividad y evitar problemas mayores

 

Si bien es cierto que resulta esencial ponerse en manos de psicólogos profesionales para poder decir adiós a este trastorno, también existen algunas recomendaciones que podrás llevar a cabo tu mismo y conseguir superar la impulsividad; en casa para poder mejorar mucho más rápidamente en tu problema de impulsividad:

  • Lleva una vida saludable

Una buena parte de la impulsividad que sufren estos pacientes se debe al estrés, por ello es importante llevar una vida sana, y ello incluye dormir al menos 8 horas diarias, llevar una dieta saludable y equilibrada, así como practicar ejercicio con asiduidad.

  • Concéntrate en tu comportamiento

Es importante concentrarse en aquellos arrebatos o falta de control que pueden llevar a cometer acciones de las que luego muy posiblemente te arrepientas. No te dejes llevar ni cedas a tus arrebatos y párate a pensar en las consecuencias.

  • Alejarse de las posibles adicciones

Las adiciones, sean cuales sean, son una constante y dañina fuente de frustración, es por ello por lo que resulta tan sumamente importante mantenerse alejado de ellas, ya que podrían llegar a desencadenar reacciones agresivas o violentas.

  • Rodéate de las personas correctas

Lo último que ha de hacer una persona impulsiva es rodearse de personas que también lo son. Para poder salir este círculo vicioso es clave rodearse de las personas adecuadas y alejarse de inmediato de personas con impulsividad para evitar que sea una constante en tu día a día.

  • Cambia el entorno

Si quieres cambiar no solo has de cambiar de amistades y familiares que puedan ser perjudiciales para tu vida y bienestar, también deberás cambiar de entorno. Es clave evitar exponerse a aquellos lugares en los que la impulsividad se mantenga a flor de piel como lugares peligrosos o violentos.

  • Modifica aquellas creencias erróneas

Este tipo de personas son bastante propensas a tener creencias erróneas que han de cambiarse como, por ejemplo, no tener en cuenta los sentimientos de otras personas o tratarlas como objetos. Estas creencias o pensamientos han de cambiarse. En este punto la psicoterapia jugará un papel muy importante.­

No hay etiquetas
Call Now ButtonLlamar ahora (tel 24H)