En este texto queremos detenernos a conocer las Sindrome Gilles Tourette causas y tratamiento. En la gran mayoría de los casos, el Síndrome de Tourette es un problema que suele heredarse, es decir, que se transmite de padres a hijos.

El síndrome de Tourette suele heredarse de padres a hijos.

A pesar de que se trata de un síndrome que puede heredarse, debe indicarse que no siempre los hijos presentan síntomas, incluso aun habiendo heredado dicha vulnerabilidad genética. En cambio, en determinados casos sí que se pueden presentar los síntomas característicos de este síndrome en mayor o menor grado.

Cabe aclarar que ésta técnica debe utilizarse de forma exclusiva por psicólogos especializados en este tipo de tratamientos.

Tratamientos más eficaces frente al Síndrome de Tourette

Entre los tratamientos más eficaces nos podemos encontrar con los citados a continuación:

Neuroterapia llamada NEUROFEEDBACK

Hasta el día de hoy, la neuroterapia, también conocida como neurofeedback, sigue siendo el tratamiento más efectivo para poder abordar los síntomas que provoca este síndrome. Esta herramienta, avalada científicamente, destaca por ser capaz de ofrecer unos efectos mucho más duraderos que otras técnicas o métodos de tratamientos.

La técnica del neurofeedback es un tratamiento más duradero que otras técnicas o tratamientos.

Desarrollada en 1978 y utilizada en un principio en países como Alemania, Japón y Estados Unidos, la neuroterapia se ha ido progresivamente instalando en otros muchos países de todo el mundo. Mediante este tipo de entrenamiento el paciente aprenderá a reducir o eliminar por completo los tics.

La clave del éxito de este tratamiento se basa en que se entrena el propio cerebro del paciente para controlar los síntomas, y eso es precisamente lo que permite que sea un tratamiento con resultados tan a largo plazo, y que resulte mucho más efectivo que el mindfulness.

Tratamiento para los tics

Mas informacion sobre Neurofeedback

https://elitepsicologos.es/neurofeedback-madrid/

 

Técnica psicológica EMDR

Otro de los tratamientos más habituales que los psicólogos pueden utilizar es el EMDR (Desensibilización y reprocesamiento por movimiento oculares). Como bien es sabido, los síntomas o tics surgen principalmente cuando el paciente se ve sometido a situaciones que le resultan estresantes, de ahí que esta técnica pueda resultar de gran ayuda.

Este tipo de técnica es muy buena para superar los tics

A través del EMDR se consiguen paliar las cogniciones y emociones negativas que presenta el paciente, así todas las sensaciones o reacciones que pueda padecer dicha persona a nivel corporal. Mediante este tratamiento, el profesional en psicología podrá encargarse de trabajar situaciones pasadas, presentes y futuras que son traumáticas, negativas o estresantes para el paciente.

Terapia psicológica para TICS

Por último, pero no por ello menos importante, nos encontramos con la terapia psicológica para TICS. Se trata de una técnica de gran utilidad cuando la neuroterapia ha logrado disminuir los síntomas. Podría decirse que se trata de una estupenda herramienta de tratamiento complementario para conseguir unos mejores resultados. No sólo es un tratamiento indicado para el Síndrome de Tourette, sino que también pueden utilizarse para tratar el TOC (trastorno obsesivo compulsivo), la ansiedad, los nervios, la depresión, etc.

¿Sabías que la #personalidad está estrechamente ligada a la #enfermedad de la #hipertensión? Las personas con mayores…

Publicada por Elite Psicologos en Jueves, 27 de febrero de 2020

Medicación

Por otro lado, dejando de lado los tratamientos psicológicos, nos topamos con la medicación o fármacos como otra forma de tratamiento para este síndrome. Únicamente se recomienda recetar medicación en aquellos casos en los que el paciente con ST también presente otros problemas asociados como depresión, ansiedad, obsesiones, compulsiones, hiperactividad, distraibilidad o impulsividad.

En otras palabras, sólo se recomienda cuando el paciente presenta síntomas de desestabilización emocional que requieren de la ingesta de medicación para complementar la terapia o tratamiento psicológico. Ni que decir tiene que los fármacos no son la solución, ya que no sólo generan efectos secundarios, sino que por si fuera poco con el tiempo comenzarán a perder su efecto. Lo más indicado será evitar su consumo siempre en la medida de lo posible.

Eficacia del Neurofeedback: Casos reales del Síndrome de Tourette

Los interesantes resultados y efectos que es capaz de ofrecer el neurofeedback sobre todos aquellos pacientes que padecen Síndrome de Tourette han demostrado ser más que notorios y evidentes en un elevado porcentaje de los pacientes que se han sometido a este tratamiento. De hecho, a continuación, nos podemos encontrar con una serie de casos reales de pacientes que han sido tratados con neuroterapia:

Caso de Mike

Mike Higgins, padre de familia y coronel del Ejército de los Estados Unidos, desconocía este trastorno cuando los médicos realizaron el diagnóstico. Nunca había escuchado hablar de este síndrome, ni supo por qué no era capaz controlar sus tics. No recibió respuesta a su problema hasta los 28 años de edad, ya que ni siquiera sus médicos había oído hablar de dicho síndrome.

Gracias al neurofeedback pudo superar el síndrome de Tourette a los 28 años de edad.

Mike fue enviado a un neurólogo por el comandante de su batallón al observar sus tics, y fue en aquel entonces en el que se le diagnosticó dicho síndrome. A día de hoy Mike no cree que tener el Síndrome de Tourette puede afectarle a la hora de cumplir sus sueños de una persona, aunque si que puede poner alguna que otra traba para llevar una vida totalmente normal.

Caso de Adam

A la edad de 16 años, Adam fue diagnosticado de sufrir Síndrome de Tourette, pero además este joven también padecía trastorno obsesivo compulsivo. Diariamente terminaba agotado al intentar de todas las maneras posibles controlar sus tics en la escuela para no tener que sufrir las constantes burlas de sus compañeros. Lógicamente, ello terminó por afectarle en sus estudios.

El neurofeedback pudo mejorar su comportamiento de tics y su TOC

Los fármacos que le recetaron no le hicieron ningún efecto, sin embargo, tras realizar 15 sesiones de neurofeedback, su cerebro comenzó a amoldarse a los comportamientos normales y su conducta mejoró, lo cual le permitió poder volver a centrarse nuevamente en sus estudios, y dejar de lado sus tics. Asimismo, los comportamientos obsesivos compulsivos disminuyeron un 70%.

Caso de Lucas

Linda, la madre de Lucas, en ningún momento se dio cuenta de que su hijo sufría tics hasta que alcanzó el tercer grado. Si bien es cierto que desde el principio tenían sospechas de que su hijo sufría el Síndrome de Tourette, no hubo ningún médico que fuera capaz de realizar un diagnóstico fiable.

Finalmente, Lucas, no sólo fue diagnosticado de Tourette, sino que también se comprobó que padecía trastorno de déficit de atención e hiperactividad, así como trastorno obsesivo compulsivo. Los estudios de Lucas se vieron tremendamente afectados.

Durante 4 años, la madre de Adam intentó por toda clase de medios que la salud de su hijo mejorase, pero no lograba los resultados esperados. Finalmente, por recomendación de un amigo, acudieron a la Asociación Estadounidense para el Tourette para aprender a tratar los tics que provoca este síndrome. Desde el primer día notaron una clara mejoría en Lucas, quien finalmente logró controlar y manejar los tics por sí mismo.

Caso descrito por Bodil Solberg y Erlend Solberg

Finalmente, nos centraremos a hablar del caso que fue descrito por Bodil Solberg y Erlend Solberg. Ambos profesionales realizan un estudio a un niño afectado por Síndrome de Tourette. El menor también presentaba otros trastornos o problemas de salud (problemas de conducta, TDAH y dislexia).

Al principio, el menor objeto de estudio no era capaz de asumir lo que le sucedía ni deseaba recibir tratamiento al respecto, pero al final fueron capaces de convencerle para que finalmente se sometiese a varias sesiones de neurofeedback.

El menor fue capaz de mejorar de manera significativa tanto su comportamiento como su conducta, lo que permitió que su actitud violenta terminase desapareciendo de manera progresiva, logrando que fuera más tranquilo, reflexivo y alegre. Los tics se redujeron hasta un 50% mediante este tratamiento, aparecido únicamente en momentos en los que el niño sentía estrés o nerviosismo.

Cabe destacar también que la técnica del neurofeedback es muy útil también para los traumas, bien sea de abusos, por accidentes, violencia… Esta técnica tan innovadora ha conseguido demostrar que es muy útil en una gran variedad de casos y de situaciones.

 

 

 

 

1ª CITA GRATIS 622 439 457

Da el primer paso y consultanos de forma gratuita al 622 439 457 o contáctanos; nos interesa tu caso

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El mundo es de todos!!

Participa con tu experiencia ayudando a los demas tambien

Es un espacio abierto para la discusión y ayuda mutua.

 

Comentarios anonimos: Simplemente escribe anonimo en Nombre y el correo no se publica nunca en la web ni se usa para ningun fin comercial de ningun tipo

Enviar comentarioInformación y citas

Contactanos, encantados de ayudar!!

Cada comentario sera respondido por nuestro equipo, animate y escribe. Puedes hacer comentarios anonimos, se trata de ayudarnos entre todos. Lo que te pasa a ti le pasa a mas gente y todos podemos mejorar juntos aportando nuestro granito de arena.

Mas información y citas

No hay etiquetas
Call Now ButtonLlamar ahora (tel 24H) 2 3 4 5 6 7