La encopresis en la infancia o incontinencia fecal y la enuresis es un problema que genera en el paciente afectado la evacuación involuntaria de las heces, normalmente en la ropa. Suele darse en aquellos casos en los que las heces retenidas se acumulan en el colon y el recto. Cuando el colon se llena demasiado, las heces líquidas terminan filtrándose a través de las heces retenidas, provocando que se manche la ropa interior.

Suele ser un trastorno que afecta principalmente a niños pequeños, aunque también existe en encopresis en adultos y las causas y síntomas son los mismos generalmente. La encopresis no suele ser diagnosticada hasta que el menor no ha alcanzado una edad de al menos 4 años. El niño afectado suele sentirse muy avergonzado e intenta evitar todas aquellas situaciones que puedan resultar incómodos o comprometidos (ir de la escuela, ir de campamento, etc.)

Síntomas más comunes

Quienes padecen encopresis suelen presentar una serie de síntomas o signos característicos:

  • Evacuación de heces o heces líquidas en la ropa interior de forma involuntaria. Suele confundirse con la diarrea
  • Eliminar heces de gran tamaño que pueden llegar a obstruir el inodoro
  • Sensación de dolor abdominal o distensión
  • Mantener las defecaciones en secreto
  • Estreñimiento con heces demasiado secas y duras
  • Falta de apetito
  • Largo período de tiempo entre una evacuación y otra
  • Cistitis que se presenta de forma reiterada (suele darse en niñas)
  • Negarse a evacuar el intestino
  • Presencia de enuresis (incontinencia urinaria)
  • Defecación en lugares inapropiados

Causas que generan encopresis

Pueden encontrarse múltiples motivos que den lugar a la aparición de esta dolencia, entre las cuales destacan principalmente las citadas a continuación:

  • Estreñimiento
  • Problemas emocionales
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad
  • Ingerir fármacos que pueden provocar estreñimiento
  • Trastorno del espectro autista

Los trastornos de origen psicológicos también son denominados encopresis no organica.

Tratamiento de la encopresis en la infancia

El tratamiento de los problemas de la encopresis infantil suele abarcarse desde dos vertientes: la médica y la psicológica. En el caso del tratamiento médico, el profesional de la salud empleará el uso de enemas o laxantes que ayuden a descongestionar el colon y que el intestino del menor y, de este modo, recuperar su funcionamiento normal.

Si nos centramos en el abordaje psicológico debe indicarse que se trata de un tratamiento de gran ayuda para que los menores puedan enfrentarse eficazmente a la pérdida de autoestima, los sentimientos de vergüenza, controlar los nervios, así como a la culpabilidad que le inunda con motivo de este problema. El psicólogo suele apoyarse en los siguientes tipos de tratamientos para poder hacer frente a este problema:

  • Técnicas que ayuden a reducir la ansiedad y la fobia a defecar
  • Técnicas que refuercen su autoestima para enfrentarse de este problema
  • Entrenamiento y psicoeducación llevada a cabo en presencia de los padres

Evitar un trauma psicologico ayudado por especialistas temprano de la encopresis tanto en niños como adultos es fundamental para ayudar a los menores a evitar el impacto social y emocional que implica padecer esta afección.

Si lo desea puede solicitar cita previa en nuestro centro para que su hijo pueda ser tratado por profesionales psicólogos en la materia que le ayuden a poner fin a esta situación, así como a las sensaciones y sentimientos negativos que pueda presentar el niño.

No hay etiquetas
Call Now ButtonLlamar ahora (tel 24H)
2 3 4 5 6 7