Si vuestro hijo/a roba y la situación en casa se ha descontrolado, si no sabéis que más hacer para detener esta conducta, es posible que haya llegado el momento de recibir tratamiento psicológico para niños que roban. Muchos más padres de los que nos imaginamos necesitan ayuda especializada para evitar de una vez por todas que su hijo siga robando.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), de las 24.356 medidas adoptadas por los tribunales de justicia al respecto en el año 2009, las más habituales en casos graves (robos con violencia) son la libertad vigilada al tratarse de jóvenes (35,0% del total), la prestación en beneficio de la comunidad como herramienta de escarmiento (20,1%) y la realización de tareas socioeducativas como instrucción (12,7%). Puedes descargar el documento completo desde la fuente

Algunas de las medidas tomadas para menores que roban con violencia es la libertad vigilada y prestación en beneficio de la comunidad.

Cleptomanía en menores, el impulso incontrolable de robar

Es importante tener en cuenta que cuando se habla de niños muy pequeños, no se pueden considerar robos reales, ya que no saben lo que hacen debido a su corta edad y, posiblemente, simplemente se trate un objeto que les suscita interés. También es cierto que este tipo de conductas han de frenarse cuanto antes para evitar que piensen que lo que hacen está bien y hablar con el menor para explicarle que lo que hace no es correcto.

El problema se presenta cuando los niños no son tan pequeños y tienen conciencia más que suficiente para saber que lo que hacen no es correcto, pero aun así lo siguen haciendo, a pesar de que sus padres hablen con ellos. Algunos menores lo hacen por diversión, sin embargo hay casos de menores que realizan hurtos para llamar la atención de sus padres debido a la mala situación que se está sufriendo en el hogar, para demostrar independencia de los padres, a causa del abandono emocional infantil, por problemas de autocontrol, etc.

Cuando los niños son muy pequeños, es posible que sean inconscientes de que sus actos son incorrectos, pero debemos tener cuidado y corregir el comportamiento.

También es posible que algunos robos puedan venir provocados por la incitación de los grupos de amigos o malas compañías con los que los menores se puedan juntar. Como se menciona, antes de solicitar ayuda profesional, antes de someterse a un tratamiento psicológico o psicoterapia para niños con cleptomanía, será importante dar el paso de hablar seriamente con el menor, y en el caso de no obtener un resultado positivo, solicitar el apoyo y ayuda de profesionales de la psicología.

Niños comiendo helado robado

La cleptomanía infantil es un trastorno psicológico en el cual los afectados sufren el deseo o impulso incontrolable de robar cualquier tipo de objeto, incluso aquellos que no tengan ningún valor para ellos o que ni siquiera vayan a utilizar con posterioridad. No solo afecta a los niños que sufren este problema mental en su vida, sino que también afecta a familiares y personas allegadas.

Tratamiento psicológico para niños que roban: Terapia cognitiva conductual

Dentro del tratamiento psicológico para niños que roban es la terapia cognitivo conductual la que ofrece mejores resultados para conseguir cambiar la conducta de los menores que tienen impulsos de robar y no son capaces de controlarlo, ya sea en el propio hogar, en la escuela, en la casa de amigos, etc.

Es importante que, a través de las sesiones que el psicólogo lleve a cabo, se evalúen cuáles son las principales razones por las que el menor roba para, de este modo, desarrollar el mejor tratamiento psicológico en función de cada caso concreto.

Llevar a un niño a terapia es muy positivo y no debe tener preocupación porque existen tratamientos sin medicación que ayudará al niño a comprender sus sentimientos y como manejarlos.

En nuestro centro de psicólogos en Madrid nos encargaremos de ayudar al menor (o adolescente) a aprender a establecer una relación de confianza, ya son muchos niños que roban repetidamente porque sufren de un problema de confianza hacia los demás y no son capaces de establecer buenas relaciones.

También se busca la ayuda por parte de los familiares para que apoyen al menor para que siga por un camino mucho más saludable a lo largo de su crecimiento y desarrollo. A través de esta terapia se entiende cómo piensa el menor y cuáles son sus pensamientos y sentimientos, permitiendo cambiar como piensa y como actúa, además de intentar mejorar su estado anímico.

Infantes corriendo después de hacer una trastada

 

1ª CITA GRATIS 622 439 457

Da el primer paso y consultanos de forma gratuita al 622 439 457 o contáctanos; nos interesa tu caso

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El mundo es de todos!!

Participa con tu experiencia ayudando a los demas tambien

Es un espacio abierto para la discusión y ayuda mutua.

 

Comentarios anonimos: Simplemente escribe anonimo en Nombre y el correo no se publica nunca en la web ni se usa para ningun fin comercial de ningun tipo

Enviar comentarioInformación y citas

Contactanos, encantados de ayudar!!

Cada comentario sera respondido por nuestro equipo, animate y escribe. Puedes hacer comentarios anonimos, se trata de ayudarnos entre todos. Lo que te pasa a ti le pasa a mas gente y todos podemos mejorar juntos aportando nuestro granito de arena.

Mas información y citas

No hay etiquetas
Call Now ButtonLlamar ahora (tel 24H)