Aquí hablaremos de qué tratamientos son recomendados, para qué casos y su eficacia. En los casos de hipocondriacos tenemos que tener en cuenta que todo aquello que el enfermo padece, es miedo, con gran convicción de tener una afección grave o enfermedad. Cualquier signo de su cuerpo, será identificado como un síntoma de que esta enfermedad está desarrollándose y agudizara dichos síntomas focalizándose en ellos. Según el trabajo colectivo publicado por CYESAN existe se puede asegurar que este padecimiento es muy habitual, situándolo cerca de 20% de la población. El tratamiento de los hipocondriacos afectados en Madrid es posible, disminuyendo la obsesión por los síntomas y mejorando la calidad de vida.

La hipocondría hace que la persona que lo padece piense que cualquier afección de su cuerpo sea identificado como una afección grave.

Esta enfermedad hace que los pacientes sientan un gran estrés y malestar ya que para ellos es real la sensación de tener una enfermedad desde que lo sospechan hasta que hacen las pruebas. Es la obsesión de creer tener cualquier enfermedad, les pasa constantemente y ellos no tienen el control sobre ello.

 

Tratamientos  más efectivos para la hipocondría

Terapia  psicológica, es la combinación de la corriente cognitivo conductual la cual ha demostrado ser muy efectiva para este trastorno. Hay opción de usar terapia psicologica avanzada, básicamente es sumar a la corriente mencionada herramientas como la terapia EMDR, Brainspotting o neurofeedback. El proceso de recuperación será mucho más rápido. Esto es lo más eficaz en la psicología moderna, con un efecto para siempre. La clave está en que la psicología va a la esencia del problema por los mecanismos internos del cerebro, consiguiendo un cambio profundo.

Neurofeedback para los hipocondriacos

Este tratamiento psicológico se emplea en las personas con obsesiones que tienen sobreactivada el área pre frontal 1, el área del cerebro que está encima del ojo izquierdo. De hecho se puede mapear esa zona y saber qué problema tiene el paciente y trabajarlo. El neurofeedback es un entrenamiento avalado científicamente con más de 50 años y se usa como complemento a la terapia psicológica. Lo que lograremos es bajar las obsesiones y ansiedad en pocas sesiones empezará el paciente a notar resultados. Es muy recomendado cuando se quieren bajar esos síntomas, ansiedad, nerviosismo, problemas de sueño provocados por la hipocondría. Si quieren más información del neurofeedback hagan clic aqui.

La hipocondría es tratable gracias al neurofeedback que no tiene efectos secundarios,

El tratamiento farmacológico para la hipocondría

Los fármacos siempre deben de mandárselos un psiquiatra porque es el especialista con más experiencia y con mejor formación para saber qué medicación mandarle y cualquier pastilla que le mande es solo recomendada para cuando el estado general del paciente sea muy grave como por ejemplo la ansiedad muy elevada e incapacitante, no poder dormir, o no salir a la calle nada. En casos así si es recomendada la medicación y de hecho hace que el paciente  hipocondríaco se estabilice, y pueda ser más eficaz la terapia psicológica.

 

El resto de tratamientos alternativos no se ha registrado ninguna evidencia científica al respecto por lo que son de dudosos resultados. En nuestros tratamientos con los mejores psicólogos en Madrid seguimos la evidencia científica como principio.

Tratamientos más efectivos para la hipocondría

 

1ª CITA GRATIS 622 439 457

Da el primer paso y consultanos de forma gratuita al 622 439 457 o contáctanos; nos interesa tu caso

Hipocondría: Lo que hay detrás de esta enfermedad psicológica

Los hipocondríacos son personas incomprendidas por la gran mayoría de la sociedad, ya que los mismos no cuentan con el apoyo necesario de familiares ni médicos, ya que éstos solamente perciben que no existe motivo alguno que pueda desencadenarles sufrimiento o determinados síntomas. Es por ello por lo que resulta interesante detenerse a conocer lo que hay detrás de esta enfermedad tan desconocida por muchos.

Preguntas y respuestas sobre la hipocondría

¿Exageran sus dolencias o es sufrimiento real?

Las personas que sufren de hipocondría realmente sufren y sienten los síntomas que describen, aunque se desconoce el motivo, ya que no existen causas físicas que los provoquen.

Por ello, es importante no pasar por alto el sufrimiento que padecen los hipocondríacos. Al sufrimiento que padecen este tipo de personas hay que sumarle la gran incomprensión tanto por parte de seres queridos como de los médicos a los que se acude.

Estas personas creen que están enfermas, pero los médicos al no encontrar ningún problema físico, les indican que no existe problema alguno y que no tienen nada por lo que preocuparse. Craso error. Ni el propio paciente ni muchos médicos son conscientes de que existe un problema psicológico de fondo.

¿Es lógico que aparezca hipocondría en casos de graves enfermedades?

No suele ser lo habitual. Cuando un paciente tiene una enfermedad grave es lógico que tenga miedo y sufra, ya que existe un motivo real para ello y una amenaza para su vida, al contrario de lo que sucede con los hipocondríacos. Aunque como se decía no suele ser lo común, podría darse esta situación en algún caso.

¿Este problema podría desencadenar la aparición de la enfermedad a la que temen?

No, por supuesto que no. Nadie por pensar que tiene una enfermedad determinada puede llegar a provocar que la misma se desarrolle en su organismo. Una cosa es el miedo o pavor a sufrir una enfermedad y otra cosa muy distinta sufrirla realmente. Lo que si que es cierto que los pacientes afectados por esta problemática llevan a cabo acciones que aún les generan mayor malestar y sufrimiento.

El apoyo de los familiares del hipocondríaco

Es importante que estas personas reciban todo el apoyo posible por parte de sus familiares o seres queridos más cercanos, ya que aunque parezca que todo está en su mente y es imaginario, estas personas realmente sufren y se sienten mal. Las personas hipocondríacas realmente sienten síntomas que no son capaces de explicar y piensan que están enfermos realmente, de ahí la importancia de ayudarles.

Resulta esencial que los familiares animen a la persona a recibir tratamiento psicológico (o psiquiátrico en aquellos casos de mayor gravedad) para hacerles ver y entender que hasta que se conozca la enfermedad deben reducir su nivel de ansiedad y depresión. Es clave que reciban tratamiento para solucionar sus problemas psicológicos.

Datos de interés

Existen algunos datos de interés sobre la hipocondría que resulta interesante conocer:

· Su origen no está demasiado claro

A pesar de no estar muy claro cuál es su origen, se cree que puede ser genético, es decir, que se transmite de padres a hijos, de ahí que no resulte extraño ver padres e hijos con esta afección. Sin embargo, otros profesionales afirman que se trata de un trastorno aprendido a través del entorno familiar o social.

· La depresión puede ser un desencadenante

A quedado demostrado tras diferentes estudios que no son pocas las ocasiones en las que depresión e hipocondría van de la mano. De hecho, en un famoso estudio realizado en Japón a un total de 86 pacientes afectados por depresión, casi un 60% de ellos desarrolló síntomas hipocondríacos.

· Las visitas médicas no ayudan

Las personas afectadas por este trastorno no dejan de acudir al médico con la esperanza de que los profesionales de la salud terminen dando con la enfermedad que creen sufrir. Pero por desagracia, al no tener realmente ninguna enfermedad física y el médico no encontrar nada, se van aún más intranquilos a su hogar.

Es decir, que no importa a cuantos médicos vayan ni las veces que vayan, aunque todos coincidan con que no existe problema alguno, estas personas no se sienten tranquilas ni mejor después de consultar al médico.

· Se evita acudir al médico

En otros casos, por el contrario, los pacientes, en lugar de acudir constantemente al médico, tal y como se ha explicado en el punto anterior, dejan de ir al médico por temor a que les detecten una enfermedad grave. El gran riesgo que entraña esta forma de actuar es que cuando los pacientes realmente padecen síntomas reales graves, no acuden rápidamente al médico para poner solución inmediata.

· Somatización de los síntomas

Estas personas se hacen una idea de la enfermedad que sufren y empiezan a sufrir los síntomas de forma psicológica. A todo ello se le debe añadir que ansiedad, estrés y miedo se somatizan y terminan convirtiéndose en síntomas físicos como, por ejemplo, cansancio, cefaleas, dolor muscular, etc.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El mundo es de todos!!

Participa con tu experiencia ayudando a los demas tambien

Es un espacio abierto para la discusión y ayuda mutua.

 

Comentarios anonimos: Simplemente escribe anonimo en Nombre y el correo no se publica nunca en la web ni se usa para ningun fin comercial de ningun tipo

Enviar comentarioInformación y citas

Contactanos, encantados de ayudar!!

Cada comentario sera respondido por nuestro equipo, animate y escribe. Puedes hacer comentarios anonimos, se trata de ayudarnos entre todos. Lo que te pasa a ti le pasa a mas gente y todos podemos mejorar juntos aportando nuestro granito de arena.

Mas información y citas

No hay etiquetas
Call Now ButtonLlamar ahora (tel 24H)