Estás en casa, te sale una mancha en la piel y ya empiezas qué razones podría ser, ¿Será piel atópica? ¿O quizá una mancha del sol? ¿Y si es cáncer? Y ya acudes al médico cuando la mancha no está, pero vas por si acaso no sea una enfermedad grave, ¿Te suena?

Pues si quieres dejar de tener esta serie de pensamientos, a continuación, te damos una serie de consejos muy útiles para que tengas en cuenta.

¿Qué es la hipocondría?

Ser hipocondriaco es una manifestación extrema de preocupación, miedo e incluso una falsa convicción de que estás sufriendo una enfermedad grave.

Todo esto es a causa de mal interpretan de forma errónea sensaciones físicas señales como lunares, heridas, rojeces o tos. En caso de que el médico asegure que no se padece de nada, la persona sólo se quedará tranquila un rato, pero la sensación de sosiego vuelve al poco tiempo.

Este tipo de situaciones tiene su origen en como descifras de manera catastrófica las señales corporales, es el mecanismo que dispara la hipocondría, no obstante, qué pone en marcha ese mecanismo es más complicado de averiguar.

En Elite Psicólogos sabemos que ese problema afecta a menudo a algún miembro familiar, pues existen personas más sensibles con una conducta más afligida y obsesiva con lo que tienden a exagerar o malinterpretar la enfermedad en todos los ámbitos de la vida.

Debemos tener en cuenta que esta serie de comportamientos se aprenden, se imitan, aunque por lo general, de forma inconsciente. Así que, si en algunas reuniones familiares sólo se habla de enfermedades, se vive con mucha angustia sobre cualquier malestar físico. La familia crece deformando la realidad según su preferencia a interpretar de forma errada cualquier anomalía corporal, entendiendo por anomalía un estornudo o dolor de cabeza.

Existen hipótesis que existe una predisposición genética, aunque lo más importante no es saber por qué se reacciona de esta forma, si no encontrar una solución.

Claves para afrontar el pánico a enfermar.

Debes recordar en todo momento que las sensaciones corporales que experimentas son a causa de cuando te agobias son las normales del estrés en su forma más exagerada. Se trata simplemente de eso, no debes dejarte llevar por ideas catastróficas.

Las sensaciones no son perjudiciales o peligrosas, son sólo desagradables y no te pasará nada peor. Puedes soportarlo perfectamente, pues tu cuerpo está preparado para experimentar estrés, eres fuerte.

Debes cortar de raíz los pensamientos reincidentes sobre lo que sucede, no le des importancia, de lo contrario aumentará el pánico. Son simplemente emociones, y como emoción que es, pasarán.

Debes observar tu cuerpo en este momento, está correcto, debes dejar de imaginar lo que pueda llegar a suceder, debes centrarte en que ahí y en ese justo momento no te pasa nada.

Debes dejar tiempo para que el miedo se vaya, no luches contra el ni te esfuerces en que se desvanezca rápidamente. Simplemente debes respirar, esperar y que se retire de forma progresiva.

Te darás cuenta de que cuando dejas de añadir malos pensamientos, el miedo va mermando, se aburre y se va.

Debes recordar que el objetivo principal es aprender a afrontar el miedo sin evitarlo, por lo que cada ataque es una nueva oportunidad de progresar.

Recuerda siempre y piensa en cuánto has podido avanzar pese a las dificultades y anticipa la sensación de haberlo superado de nuevo.

Una vez que comiences a sentirte mejor, planea qué vas a hacer después, ya sea hablar con alguien, dar un paseo…

Una vez que puedas volver a lo que estabas haciendo, debes hacerlo de forma relajada, debes ser consciente del obstáculo que acabas de superar y felicítate. Más tarde con calma y en tu casa, debes analizar que más te puede haber ayudado e influenciado para echar mano de ello si te volviese a suceder.

Debes trabajar con la certeza de que, si sigues así enfrentándote a la hipocondría, un día lo podrás superar. De eso no cabe duda, debes empezar a asumir la posibilidad de que tu cuerpo enferme, es ley de vida, pero debes pensar también que el cuerpo es la manifestación de muchísimas cosas, ya sean positivas o negativas y en gran medida, mentales. Debes cuidarlo y observarlo, pero sin llegar a tener una obsesión.

 

¿Quieres dejar de ser hipocondriaco pero te cuesta dar el paso? Nosotros te podemos ayudar, somos expertos en psicología y puedes superarlo sin medicación. Contamos con tratamientos como el neurofeedback que no causan efectos secundarios así como que también conocemos consejos y el tratamiento natural de la hipocondría. Recuerda que la primera cita es gratuita.

 

1ª CITA GRATIS 622 439 457

Da el primer paso y consultanos de forma gratuita al 622 439 457 o contáctanos; nos interesa tu caso

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El mundo es de todos!!

Participa con tu experiencia ayudando a los demas tambien

Es un espacio abierto para la discusión y ayuda mutua.

 

Comentarios anonimos: Simplemente escribe anonimo en Nombre y el correo no se publica nunca en la web ni se usa para ningun fin comercial de ningun tipo

Enviar comentarioInformación y citas

Contactanos, encantados de ayudar!!

Cada comentario sera respondido por nuestro equipo, animate y escribe. Puedes hacer comentarios anonimos, se trata de ayudarnos entre todos. Lo que te pasa a ti le pasa a mas gente y todos podemos mejorar juntos aportando nuestro granito de arena.

Mas información y citas

No hay etiquetas
Call Now ButtonLlamar ahora (tel 24H)